GUÍA PARA FACILITAR EL PASO DE PRIMARIA A SECUNDARIA DE ALUMNOS EN SITUACIÓN DE RIESGO DE ABANDONO ESCOLAR

Introducción

El paso de la Educación Primariaa Educación Secundaria supone un cambio de etapa, y dentro de la enseñanza pública, también un nuevo cambio de centro. Este cambio puede generar cierta inseguridad e incertidumbre en alumnos y familias y se hace, por tanto, aconsejable una planificación de esta transición desde los colegios e institutos.
Las órdenes que regulan la implantación de las enseñanzas de Primaria y de Secundaria derivadas dela LOE(3319-01/2007 y 3320-1/2007 respectivamente) asignan ala Direccionesde Área la competencia para establecer los cauces de coordinación entre los centros de los dos niveles educativos. Está Dirección de Área, en Instrucciones de Inicio de curso y en las Orientaciones para la elaboración dela PGA, han establecido que los equipos de estos centros deben acordar las actuaciones a realizar en esta materia y recogerlas, anualmente, en este documento.
Además de lo establecido para la generalidad del alumnado, con aquellos alumnos que por su trayectoria escolar y circunstancias personales o de su entorno, puedan estar en riesgo de presentar absentismoy abandonar el sistema en este momento crítico de su escolarización, es preciso cuidar aún más este proceso. Por esta razón, desdela Comisión Territorial de Absentismo Escolar de esta DAT Sur constituida al amparo de la orden 253/2001 y modificada por la orden 4400/2001 que regulan los convenios de colaboración en materia de prevención y control del absentismo escolar y del Plan Territorial de prevención y control de Absentismo Escolar se ha elaborado la presente guía para que sirva de orientación para todos aquellos a los que la norma asigna responsabilidades en materia de planificación de este proceso: centros de primaria, institutos y equipos de orientación.

Aspectos generales

- El tránsito de E Primaria a E. Secundaria es un momento crítico de la escolarización de los alumnos tanto a nivel personal como académico.
- Su “momento”evolutivo psicológico, sociofamiliar y educativo les hace muy vulnerables.
- Los cambios de centro, de normas de convivencia, de organización, de dinámicas internas y de metodología, así como los propios de la diferencia de los currículos de ambas etapas influyen en el alumnado.
- La experiencia de las Mesas Locales de Absentismo nos dice que si estas modificaciones influyen en la población escolar en general,supone una dificultad mayor para quienes puedan ser más vulnerables al cambio.
- Especial atención merecen aquellos grupos en riesgo de abandono al finalizar la Educación Primaria. Es necesario que por parte de los profesionales se establezcan las medidas necesarias para tratar de garantizar el proceso de matriculación y apoyar la incorporación de este alumnado a los centros de Secundaria.
- La coordinación que facilite este tránsito, es responsabilidad tanto de los centros de primaria como de los de secundaria y de aquellas estructuras y profesionales cuyo objetivo es la orientación del alumnado.
- La planificación que acuerden los centros debe formar parte la Programación General Anual.
- El presente documento se confecciona con intención de servir de ayuda a los centros para concretar, anualmente, sus planes sin pretender sustituir a los mismos.
- En él se recogen las actuaciones mínimas que deben contemplar los distintos tipos de centros y estructuras de asesoramiento y orientación, así como los profesionales implicados.

ACTUACIONES DE LOS COLEGIOS DE PRIMARIA

1. Detectar alumnos susceptibles de abandonar, prematuramente, el sistema escolar en el momento del tránsito a educación secundaria.
Aquellos alumnos en los que se detecten alguno o algunos de los siguientes indicadores deben ser objeto de una especial atención y seguimiento:
    • Tiene hermanos con historial de absentismo escolar.
    • Tiene un historial académico con varios cambios de centro.
    • Presenta desfase curricular significativo.
    • Pertenece al un grupo étnico minoritario.
    • La situación familiar del alumno incide negativamente en su normal escolarización.
    • La familia justifica las ausencias a clase del alumno por cualquier motivo.
    • La familia o el alumno perciben el entorno como algo amenazante (los compañeros, la clase, las salidas, temor a accidentes, personas diferentes,…)
    • La familia tiene dificultades para asumir y respetar horarios en situaciones o actividades que requieren de estos (entradas, salidas, citas,…).
    • Alumnos con una actitud negativa frente a la escuela y las tareas escolares que se manifiesta en faltas de puntualidad, poca motivación, no realización de los deberes en casa, falta de implicación en las actividades de clase, aula, centro…
    • Familias con actitud negativa frente a la escuela o que muestra desentendimiento de sus responsabilidades no acudiendo a las citas, no asumiendo las dificultades de sus hijos, y con bajas expectativas ante las metas que sus hijos pueden alcanzar,…
    • Otros: evidentemente aquellos alumnos que ya cuentan con expediente abierto de absentismo escolar y han sido tratados en la comisión del centro y/o han sido derivados a la mesa local.
Entre las tareas que el Plan de Acción Tutorial del centro contemple para los tutores de 6º de primaria se debe encontrar la de analizar la situación de su grupo-clase y verificar, si en alguno de sus alumnos, se dan parte de los indicadores anteriormente señalados. La apreciación de uno solo de estos puede no ser suficientemente significativa en todos los casos, pero la confluencia de varios de ellos puede ser señal inequívoca de que nos encontramos ante un alumno que requiere una atención de acompañamiento y orientación especial en su tránsito a la educación secundaria

2. Incorporar/incluir dentro del Plan de Acción Tutorial (PAT) un plan de acción específico para el nivel de 6º de educación primaria para facilitar el tránsito normalizado a educación secundaria, conteniendo actuaciones con alumnos, familias y de coordinación con el IES.
Todo plan, para poder ser considerado, realmente, como tal, debe responder a unas características técnicas y formales que lo van a convertir, además, en un instrumento útil al servicio de los objetivos propuestos. De otro modo será un documento burocrático más, sin ningún efecto sobre lo que pretendemos conseguir y un impedimento para el trabajo de los profesionales. Por ello, no queriendo realizar el plan para cada centro, pues, debe ser cada uno el que adopte sus decisiones en función de sus circunstancias propias, si aportamos algunas ideas que faciliten la elaboración del mismo:
Objetivos
Actuaciones/ Actividades
Temporalización
Responsables
Evaluación















La presentación en este formato de tabla o parrilla simplifica su diseño, facilita su comprensión y visión global, así como su seguimiento y evaluación a lo largo del curso, pues, de una sola ojeada vemos todo el plan de forma generalizada
Objetivos:
Deben expresar, del modo más claro y operativo, qué es lo que queremos conseguir, en esta materia, con la generalidad de los alumnos y con estos en particular. Redactados en infinitivo
Actuaciones/Actividades /Tareas:
Para alcanzar los objetivos propuestos debemos hacerlo a través de actividades que alguien debe llevar a término.
Cada objetivo puede requerir una o varias actividades, en función de la envergadura del mismo. Hay que recordar que un objetivo para el que no se planifican actuaciones se convierte en una mera declaración de intenciones. En la materia que nos ocupa será imprescindible que algunas de éstas estén dirigidas a alumnos, otras a familias y otras en relación con los centros receptores y su profesorado y con otros profesionales que intervengan.
Temporalización:
Toda actuación debe estar fijada en el tiempo/con un estimación del tiempo de duración, y el momento del curso considerado más adecuado. De no ser así es tanto como decir que no se hará o si llega a realizarse puede quedar inconexa o fuera de lugar.
Responsables:
Es imprescindible que cada actuación tenga un responsable. Nunca un órgano o equipo. Toda actuación sin responsable de su ejecución o asignada a un órgano etéreo está en riesgo de quedar en el olvido.
Entre los responsables se deben encontrar: tutores, jefes de estudio, orientadores de EOEP o de los Departamentos de Orientación, otros miembros del equipo directivo, PTSC, otros profesionales invitados o con los que se contacte de fuera de los centros.
Evaluación y seguimiento:
El mejor modo de realizar el seguimiento de un plan es verificar que cada responsable ha ido cumpliendo con su cometido en cada uno de los momentos fijados y valorar la adecuación o acierto en la planificación y ejecución de la actividad.
Para evaluar el grado de consecución de los objetivos es necesario fijar el grado de logro del mismo a través de indicadores claros y concretos.

3. Facilitar información a los alumnos y a sus familias de las características de la Educación Secundaria Obligatoria (puede estar contenido en plan referido en el punto 2).
  • Sobre estructura, cursos, materias y optatividad en la ESO.
  • Organización de las enseñanzas.
  • Organización de los centros de secundaria.
  • Los cambios en las relaciones sociales.
  • Los cambios en los niveles de exigencia y en los contenidos.
  • Los cambios en la metodología didáctica.
  • Los cambios en las relaciones con los profesores
  • La comunicación del alumno y la familia con los tutores.
  • La comunicación del centro con la familia: reuniones temáticas, de actividades del centro, control de asistencia, permisos y justificaciones calificaciones,…
  • Informar sobre becas y posibles recursos de apoyo escolar …
Referentes importantes para realizar esto pueden ser los tutores, responsables de los centros de secundaria, antiguos alumnos del centro y/o alumnos de los centros de secundaria. Las sesiones informativas y las visitas planificadas a los institutos se pueden convertir en valiosas estrategias que permitan conocer las instalaciones del centro y el personal del mismo y otras actividades desarrolladas.

4. Coordinar con el IES el transito de estos alumnos, con la participación de responsables del centro -J.E., tutores, PT, compensatoria,…-, EOEP, y responsables del IES -J.E., D. Orientación,…- (igualmente puede estar contenido en el punto 2).
Esta coordinación debe incluir al menos:
  • Detección precoz de posibles casos de alumnos en situación de riesgo de abandono o de absentismo.
  • Transmisión de la información con respecto a la historia escolar de los alumnos.
  • Análisis de la historia escolar: dificultades en el aprendizaje y capacidades o motivaciones.
  • Capacidades y condicionantes familiares y de entorno que pueden convertirse en factores apoyo o de riesgo.
  • Información de servicios y profesionales externos que puedan estar interviniendo.
  • Conocimiento del nuevo centro, sus infraestructuras, su organización, sus normas, servicios,…
  • Participar en el plan de acogida del IES.
  • FUNDAMENTAL: realizar seguimiento junto al IES para garantizar la formalización de la matricula. Facilitar calendario de matriculación, realizar recordatorios, facilitar documentación, y efectuar seguimiento de las gestiones. Finalmente comunicar a la mesa local de absentismo los casos de los alumnos no matriculados en el IES y de los que no se ha recibido solicitud de documentación y expediente del nuevo centro.

ACTUACIONES DE LOS INSTITUTOS DE SECUNDARIA

1. Realizar el seguimiento y prestar una atención especial a aquellos alumnos que el centro de primaria ha comunicado como susceptibles de abandonar prematuramente el sistema escolar en el momento del tránsito a secundaria.
Para aquellos alumnos que el centro de Primaria asegura haber detectado que se dan alguno o algunos de los indicadores antes reflejados deben ser objeto de una especial atención y seguimiento:
    • Asegurándose como tarea primordial que han formalizado la matrícula.
    • Asignando un responsable de administración que verifique su formalización/matriculación y/o cumple con el protocolo diseñado por el centro para comunicar e insistir para que esta se lleve a efecto.
    • Cuidar la incorporación al grupo clase.
    • Asegurar que la información facilitada por el CEIP llega al tutor y personas que han de trabajar con estos alumnos.
    • Establecer coordinación con los servicios externos que puedan esstar interviniendo …

2. Confeccionar un plan de acogida para todos los alumnos con actuaciones específicas para estos alumnos.
El plan de acogida, como todo plan, debe gozar de las características reflejadas en el punto 2 dedicado a las actuaciones para los CEIP y que, por tanto, no vamos a repetir aquí.

3. Facilitar información a los alumnos y a sus familias de las características de la Educación Secundaria obligatoria (puede estar contenido en plan referido en el punto 2 y realizado en coordinación con los CEIP).
  • Sobre estructura, cursos, materias y optatividad en la ESO.
  • Organización de las enseñanzas.
  • Organización de los centros de secundaria.
  • Los cambios en las relaciones sociales.
  • Los cambios en los niveles de exigencia y en los contenidos.
  • Los cambios en la metodología didáctica.
  • Los cambios en las relaciones con los profesores
  • Normas de convivencia, reglamento de régimen interior…
  • La comunicación del alumno y la familia con los tutores.
  • La comunicación del centro con la familia: reuniones temáticas, de actividades del centro, control de asistencia, permisos y justificaciones calificaciones,…
  • Becas, medidas de apoyo del centro, actividades y recursos de tarde que están a disposición del alumno…

4. Coordinar con el CEIP el transito de estos alumnos, con la participación de responsables del centro -J.E., tutores, PT, compensatoria,…-, EOEP, y responsables del IES -J.E., D. Orientación,…- (igualmente puede estar contenido en el punto 2).
Esta coordinación debe incluir al menos:
(ver modificaciones del apartado anterior)
  • Recibir información sobre posibles casos de alumnos en situación de riesgo de abandono o de absentismo.
  • Transmisión de la información con respecto a la historia escolar de los alumnos.
  • Situación escolar.
  • Condicionantes familiares y de entorno que pueden convertirse en factores de riesgo.
  • Información de servicios y profesionales externos que puedan estar interviniendo.
  • Conocimiento del nuevo centro, sus infraestructuras, su organización, sus normas, sus servicios,…
  • Incluir a los CEIP o sus responsables en plan de acogida del IES.
  • FUNDAMENTAL: realizar seguimiento junto al CEIP para asegurarse de la formalización de la matrícula: facilitar calendario de matriculación, realizar recordatorios, facilitar documentación, realizar acompañamiento…

ACTUACIONES DE LOS MIEMBROS DEL EOEP QUE ATIENDEN A LOS CEIP.

  1. Acordar, a principio de cada curso escolar, con el equipo directivo cuál será su participación en el PAT en las actuaciones dirigidas a estos alumnos.
  2. Asesorar a los responsables del centro –equipo directivo, tutores, profesores de apoyo- sobre la elaboración del PAT y participar en su desarrollo a través de la ejecución de las tareas en las que en el plan consten como responsables.
  3. Facilitar información a los alumnos y a sus familias de las características de la Educación Secundaria obligatoria (puede estar contenido en plan referido en el punto 2).
  4. Coordinar con los responsables del equipo directivo y del Departamento de Orientación del IES el transito de estos alumnos, con la participación de otros responsables del centro -J.E., tutores, PT, compensatoria,…- (igualmente puede estar contenido en el punto 2).